Previous Next

VINOS Y ESPUMANTES MUJER ANDINA.

HISTORIA

Mujer Andina, Vinos y Espumantes, nace en 2011 de la mano de la enóloga chilena, Andrea Jure. De la sutileza de su nombre, Andi, se crea la marca que la identifica. La majestuosidad de la Cordillera de Los Andes es el marco para que esta mujer trabajadora, madre y apasionada por el vino, desarrolle productos innovadores y de calidad, bajo una filosofía orgánica y sustentable con el medioambiente.

Andi con nuevas ideas de la producción orgánica. Motivada por la innovación, unió conceptos, y es así como nace LEVITA BRUT ROSE 2012, el primer proyecto de Mujer Andina: un espumante Syrah rosé del Valle del Maipo, cuya mayor diferencia con lo que existe en el mercado es que es un producto elaborado con una clásica cepa tinta, vinificada a baja temperatura, como un vino blanco, para mantener su frescor y aromas. Además, Levita es uno de los pocos espumantes hechos con uvas 100% orgánicas y con el método “Champenoise”o tradicional.

El segundo proyecto de Mujer Andina es Ai !, espumante que nace en 2014, elaborado con las clásicas cepas Chardonnay y Pinot Noir y con el método “Charmat”. La filosofía de esta nueva línea es usar uvas que provengan de diferentes valles vitivinícolas de Chile. Para esta primera versión el escogido fue Biobío, cuyas maravillosas cualidades de clima frío le entregan frescor a uvas que allí son todavía poco usadas en espumantes, lo que se verá reflejado en Ai !, un vino con un look innovador y distintivo.

Mujer Andina, siempre en la senda de la innovación, desarrolló su tercer proyecto a partir de la vendimia de 2015: un ensamblaje tinto de calidad reserva, elaborado con Carménère y Syrah, y con uvas 100% orgánicas provenientes del Alto Maipo. Su nombre, “Gallos de Pelea”, hace alusión tanto a las típicas peleas de gallo en Chile, como también a la personalidad aguerrida, luchadora y laboriosa de los chilenos.

Mujer Andina, un proyecto innovador de de una mujere chilena.

HISTORIA